Contrato ilegal

El contrato ilegal es el contrato contrario a las normas imperativas, especialmente prohibitivas (de derecho privado, de derecho público o de derecho penal).

Las partes persiguen un fin, la causa del contrato es siempre y necesariamente un elemento común a las partes, por cuanto se proponen juntos conseguir el fin propio del contrato dado, o sea una causa contractual, que el ordenamiento jurídico no permite que se consiga y que mediante normas imperativas veda explícita o implícitamente, como por ejemplo:

"Es nulo todo contrato sobre el derecho de suceder en los bienes de una persona que no ha muerto o cuya muerte se ignora." 
"Es nulo el contrato por el que se dispone sobre la totalidad o una parte sustancial de los bienes que una persona pueda adquirir en el futuro"