Contrato prohibido

El contrato prohibido es el contrato que tiene una finalidad prohibida porque se dirige contra el orden público, es decir contra las principios fundamentales y los intereses generales, deducibles de las normas coactivas de la ley, sobre los que descansa el ordenamiento jurídico del Estado, como por ejemplo el pacto de no competencia que ponga limitaciones a la competencia en general o a toda actividad del obligado.