Elementos del contrato

La doctrina clásica contractual establece una clasificación tripartita de los elementos que componen el contrato:


Elementos esenciales.- Son aquellos sin los cuales el contrato no podría existir o no podría tener validez. En tal razón, los elementos esenciales se subdividen en elementos esenciales para la existencia del contrato y elementos esenciales para la validez del contrato.

Elementos esenciales para la existencia del contrato
Elementos esenciales comunes.- Son los que deben de existir en todos los contratos, como el consentimiento, la causa y el objeto.

Elementos esenciales especiales.- Son indispensables para la existencia de algunos grupos de contratos, como la formalidad de los contratos solemnes.

Elementos esenciales especialísimos.- Son los que deben de existir en cada tipo determinado de contrato, como el precio de la compraventa y la renta en el arrendamiento.

Elementos esenciales para la validez del contrato
Son: la capacidad y el consentimiento.

Elementos naturales.- Son aquellos resultantes de la celebración de cada contrato o grupo de contratos, por ejemplo,la gratuidad en la donación o el saneamiento en la compraventa.

Elementos accidentales.- Son aquellos que no obstante existir naturalmente en el contrato, son susceptible de ser agregados por los contratantes, para modificar sus efectos normales del contrato, pero sin desnaturalizarlo, como: la condición, el plazo y el modo.


Fuente
El ABC del Derecho Civil - Egacal