Contrato con sujeto indiferente

En la formación del contrato son las mismas partes las que se identifican recíprocamente; no obstante, existen casos en que la identificación no es necesaria.

En los contratos en masa, el contrato puede formarse entre partes anónimas e incluso se puede prescindir de la recíproca identificación física.

Ejemplo: compra en supermercado, compra mediante maquinas de distribución automática.